catalinaux.com 2018
Todos los derechos reservados.
Please reload

Recientes

¿Cómo abordo un problema?

March 21, 2018

Por catalinaux.com

 

Photo by Hans-Peter Gauster on Unsplash

 

El impulso normal de la mayoría de los diseñadores al toparse con un problema, o una oportunidad para solucionar algo, es comenzar de inmediato a lanzar ideas y dibujar posibles maneras de abordar la solución. A pesar de que idear es una parte esencial del proceso de creación, muchas veces saltarse la etapa de profundización de un problema, y el dolor real que genera, nos impide encontrar la solución más idónea para el caso que nos encontramos estudiando. Es por esto último que al toparnos con una situación de esta índole, lo mejor es parar y ser más crítico, haciéndose preguntas como ¿quién tiene este problema? ¿quién más podría tenerlo? ¿dónde? ¿en qué ocasiones? ¿con quién se relaciona? ¿a quién más influye el dolor? ¿qué implica? (por nombrar algunas).

 

Dependiendo de los recursos con los que contemos, o el acceso que tengamos para conversar con las personas que tengan el problema actualmente y ahondar más acerca del universo que implica el problema, es que utilizaremos una o más herramientas para investigar acerca de las distintas dimensiones del dolor que lo provoca.

 

Personalmente, al momento de comenzar un nuevo desafío, privilegio métodos más cualitativos para realizar las investigaciones, como entrevistas y observaciones, ya que permiten descubrir factores ocultos que influyen en el comportamiento de las personas para realizar la acción que está provocando el dolor. Si bien es cierto que las entrevistas pueden llegar a significar el manejo de demasiada información muy variada, también existen métodos para asociar ideas (con Affinity Diagram por ejemplo, que sería el análogo de juntar todas las piezas de colores parecidos al resolver un rompecabezas), definir relaciones entre ellas, democratizar la elección de los problemas (para determinar cual o cuales agregarían mayor valor a los usuarios) y finalmente resumir los hallazgos más contundentes para comenzar con la etapa de ideación que tanto le gusta a los creativos. 

 

Por otra parte las encuestas, al ser herramientas con resultados cuantitativos, se utilizan para abarcar una gran cantidad de masa de personas que podrían o no tener el problema que estamos intentando resolver. No obstante, es común que nos dificulten ver la escena completa, debido a que son preguntas con respuestas predeterminadas que nacen desde concepciones personales del investigador o equipo que la haya construido. En ciertas ocasiones, cuando las encuestas son construidas apropiadamente, son una herramienta muy útil para recopilar datos concretos como la edad, ubicación geográfica, ocupación, estudios, o cualquier otro dato cuya respuesta esté determinada por una cantidad limitada de respuestas cuantificables posteriormente.

 

Para utilizar una encuesta deberemos construir una versión 0 que testearemos preliminarmente con el equipo con el fin de detectar posibles errores de tipeo, de consistencia o lógica; deberemos contar con una base de datos de contactos/usuarios bastante amplia, ya que al ser un método cuantitativo debemos contar con los números suficientes para que los resultados sean relevantes; aplicaremos la encuesta por un periodo de tiempo definido; recopilaremos y analizaremos los resultados (manual o digitalmente).


Sea cual sea el método de investigación que utilicemos, siempre es buen consejo utilizar resúmenes, presentaciones cortas y concisas que muestren los hallazgos, porque ¿para qué vamos a engañarnos? los únicos que leen informes extensos de investigación son los mismos que los redactan. Nadie más. El tiempo invertido en realizar informes que nadie lee es mejor utilizarlo en pasar a la siguiente etapa, que es la ideación de soluciones al problema.

 

Hay muchos métodos para investigar ¿cuáles usan ustedes?

 

Share on Twitter
Please reload

Categorías
Please reload